Diseñadores proponen imprimir partes del cuerpo humano con fines médicos